Características del GLP

  • Manejado como líquido al ser sometido, bajo temperatura ambiente, a presiones moderadas.

  • Empleado en estado gaseoso al reducirse tal presión.

  • Variedad de proveedores y precios internacionales.

  • Aprovicionamiento nacional competitivo y en todo el territorio.

  • Transportable por barcos, camiones y trenes.

  • Almacenado en distintas cantidades o volúmenes, según las necesidades:

- 10 grs. en encendedor

- 100 grs. en equipo de camping

- 2, 5, 11, 15 y 45 Kg. en cilindros

- 2.000 men tanques refrigerados

- 60 lts. en tanques de automóviles

- 200 x 2 lts. en tanques de buses y camiones

  • Almacenado en cilindros y tanques comprobadamente seguros y resistentes.

  • Durable, no se descompone.

  • Energía concentrada: 1 litro de GLP genera 270 litros de gas.

  • Se quema sin dejar residuos y el producto de su combustión es principalmente agua y anhídrido carbónico.

  • Sin emisión de material particulado.

  • Libre de plomo, azufre, aditivos y otros productos contaminantes.

  • No afecta a la capa de ozono, por ser más pesado que el aire.

  • No contamina las capas inferiores de los terrenos, pues se evapora.

  • No venenoso ni tóxico.

  • Inodoro, por lo que, para alertar sobre su eventual escape, se le añade artificialmente olor.

  • Elevado índice de octano, lo que permite su uso en motores de alta relación de compresión, sin necesidad de aditivos.

  • Como se expresa en el párrafo C del Numeral I de la Circular aprobada por la Resolución Nº 12.600/311, de 2004, de la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante y que establece normas, procedimientos y condiciones para el empleo de gas GLP como combustible en embarcaciones y artefactos navales, “el GLP tiene ventajas respecto de las gasolinas y gasoil en la conservación del medio ambiente acuático y de la economía. Es un combustible seguro, no es tóxico, no resulta peligroso y no contamina el agua. Quema limpiamente y presenta bajo índice de inflamabilidad. Los tanques y cilindros de GLP son resistentes y seguros. El combustible se elabora, transporta y consume en “circuito cerrado” que impide su exposición al aire. El GLP mezclado con aire no tiene riesgo de auto ignición a menos que una fuente de calor supere los 500º C, en contraste con la gasolina que requiere de solo 260º C.”